jueves, 12 de abril de 2018

Mi experiencia con las tiendas de ropa de cereromia para niños

experiencia-tiendas-ropa-ceremonia-ninos


Hoy toca un post un poco diferente...

No te voy a hablar de decoración o de organización ni tampoco de manualidades sino de lo que me pasó esta semana buscando un vestido de ceremonia para mi hija Chloé.

Te lo quiero contar porque, al principio de mi búsqueda, tuve la peor experiencia de compra de mi vida.



Un vestido para el bautizo de Chloé...


Chloé va a cumplir ya 6 años en junio... y sí, nos hemos retrasado mucho en bautizarla por temas personales y circunstanciales.

Mi familia está en Francia. Cada vez que queremos realizar un evento es bastante lío para traer todo el mundo en Zaragoza, encajar fecha, etc.

Piensas "ya lo haremos...". Pasan los meses y lo vas dejando hasta llegar a mi situación actual, jajaja

Desde hace un par de años estoy con cien mil cosas y la verdad no saco tiempo para organizarlo y apenas ganas la verdad.

¡Mi madre tuvo una muy buen idea! La de realizar el bautizo en nuestro pueblo de Córcega cuándo vayamos a pasar unos días en junio. A mis hijos les encanta este lugar.

La única pega es que no estará nuestra familia española pero lo cierto es que allí nunca hicimos nada y a mi madre le hace mucha ilusión, además, podrá venir mucha gente de la familia corsa.

Así que mi madre se encarga de toda la organización (¡yupi!): iglesia, banquete, etc.
No vamos a hacer nada del otro mundo. Bueno, de momento, porque con estas cosas sabes cómo empiezas pero nunca cómo acaba :P.

Solo queremos pasar un momento agradable en nuestra casa y yo, por lo menos, comer un "Saint Honoré" en "pièce montée". Si tienes curiosidad, míralo en Google. Es para morirse de lo rico que está!

Total que he empezado a mirar vestidos para Chloé.

Vestido de bautizo para su edad, por supuesto ya no hay así que busqué un vestido de arras o llamado también de ceremonia.

Empecé buscando en internet para ver qué modelos nos gustaban más... 
Yo soy muy pez con este tipo de ropa. No me he casado en la iglesia y en el ayuntamiento no me puse vestido de boda... Nos casamos solos mi marido y yo y luego nos fuimos los dos al restaurante.

Por cierto, punto y aparte, tela con el diseño y la navegabilidad de las tiendas online de este sector. Me ha costado navegar en muchas de ellas.

Total que en internet ví un modelo que me encantaba y era de la marca Amaya. En muchas tiendas online estaba agotado pero además quería que lo probase Chloé para asegurarme de la talla y ver si el corte le quedaba bien...

Este es el modelo:


vestido-ceremonia-encaje-amaya


A mí me gustó muchísimo. Porque es de arras pero como lleva encaje me recuerda mucho los vestidos de bautizo también. Y además tiene un toque vintage que me encanta.


¿Cómo encontrarlo?


Busqué un par de tiendas que distribuía esta marca en Zaragoza y me puse en contacto con ellas por Facebook, a través de Messenger.

Ambas me dijeron que no tenía el vestido en stock pero se podía pedir. De hecho una de ellas me dijo que llegaría antes de finales de mayo. 

Mes y medio de plazo de entrega me pareció una pasada...

Por lo visto, el fabricante no ha dado abasto con los pedidos y va con mucho retraso de fabricación y entrega (¡jen temporada alta!)

Y casualmente, el modelo que he elegido es justo uno que no deben tener... Yo también... He acertado de pleno :P.

La tienda que me dijo que podría llegar a final de mayo me comentó de pasarme y probar algunos vestidos similares para mirar la talla... 

¡Y aquí comienza nuestra aventura!


MUY MALA EXPERIENCIA


Ayer fuimos a la tienda, yo, mi marido, Diego y Chloé, all the family, vamos... 

Lloviendo sin parar. Las calles, petadas de coches, sin casi poder aparcar.

Llegamos allí, le cuento mi rollo a una dependienta. Por lo visto no había hablado con ella sino con la dueña. 

Me atiende con pocas ganas la verdad pero ha sido amable (la apatía le vendría del tiempo). 
Probamos unos vestidos similares al que nos gustaba. 

Chloé encantada de la vida. Iba guapísima.

Llega la dueña (menos apática y muy elegante) y finalmente me dice que es probable que el vestido no llegue antes de finales de mayo.

¡Flipo!

Y yo pienso en este momento ¿por qué me has hecho ir a la tienda? (está a tomar por saco además) ¿qué ha cambiado en 7 días desde que hablamos? ¿No te has asegurado de esto antes? Joderrr.

No había hablado con el fabricante... Vamos no tenía ni idea de cuándo llegaría el vestido.

Me dice que llamará mañana a las 9 para que el fabricante le confirmase la fecha de entrega y me llamaría en seguida (no he recibido su llamada en todo el día, ni un mensaje por Messenger ¿por qué dice nada pues?).

He trabajado en un departamento comercial durante muchos años, y sé que no hay nada peor que hacer esperar a los clientes o contarles milongas.

Encima, me comenta que tengo que dejar una señal de 50€ (el vestido cuesta unos 140 euros, sin contar la corona de 45 pavos).
Lo respondí: "no voy a dejar ninguna señal si no sé si va a llegar el vestido..." 
No me voy a pegar 20 viajes a la tienda...
En fin, ya eso me cabreó más.

Como soy buena gente, le comento que si mañana me confirma que podría llegar el vestido a mitad de mayo, bajaría y le dejaría la señal sin problema. Y de todas formas le digo que quizás podríamos probar algunos otros tipos de vestidos por si no llegase.
Hicimos esto, y nos fuimos...

A estas alturas puedes pensar, jooo pues sí que le ha gustado el vestido para ser tan pesadica. 
Pues sí, la verdad :P.

Lo que pasa es que yo odio perder el tiempo, y si me dices una cosa y pierdo 2 horas para ir a tu tienda, pues que sea así, luego no me vengas con historias y con señal.
Si hubiera sido más maja, habríamos ido a comprar otro de sus vestidos

Yo quería zanjar el tema esta semana, no me iba a pegar un mes buscando un vestido...



¡SECOND ROUND!


Nos fuimos a visitar a la segunda tienda que tenía apuntada... y ¡oh my God!

Joder si la primer tienda fue una experiencia un poco desagradable en la segunda ya ni te cuento.

De hecho, ya empecé a ponerle "menos pegas" a la primera tienda...(las comparaciones son odiosas, ya sabes).

Entramos en la tienda. Había un niño probándose un traje de marinero, de comunión :P
Me acerque a una de las dependientas y le comenté que buscábamos un vestido de ceremonia para mi hija

Me enseña 3 modelos para probar.

Hace ponerse a Chloé en pelotas en un lateral la tienda que daba a la calle y empezamos a probar los vestidos.

Y ¡empezó la fiesta!

Que si Chloé no podía toca el vestido, bueno ni yo creo...
Que si no podía hacer fotos. Me dice solo una y con el vestido que más me gustaba. ¿¿???
Le comento que era para al abuela que estaba en Francia. Ni puto caso...

Ya pensé "mal vamos señora", me voy a gastar 200 pavos en su tienda y vamos... no puedo hacer nada...

Y con los trajes de novia, ¿cómo será esto? ¿¿¿Les piden a las novias de ducharse antes de probar los vestidos??? Al precio que cuestan...

Pero mira como no me quería cabrear, porque yo también me puedo poner borde, me callé.

Chloé probó los 3 vestidos. El segundo es el que más nos gustaba. Ya no sabía ni dónde lo habían puesto (se lo habían llevado). Hice una foto... No lo llevaba ni siquiera puesto (vaya mierda).

Había un señor que era bastante majo, a primera vista, seguramente el padre, y nos preguntó si habíamos vistos los precios... Le contesté que por encima pero que sabía cuánto costaban estos vestidos. 

Además me hacen sentir "pobre" jajajaj. Joder que peña.

Menos mal que esta tienda tiene 40 años y esta amortizada porque si no, no entiendo que siga en pie.

Después de 20 minutos, nada de tiempo vamos, le digo que se lo comentaré a la abuela a ver cuál le gusta más, que es ella que paga el vestido (mentira). Y me dice "pues tienes que darte prisa que estamos en temporada alta, bla bla bla). ¡Me aburres mujer!

Había allí un mal ambiente... No sé. No me sentía nada cómoda...

Salimos de la tienda y miré a mi marido y me di cuenta que había sentido lo mismo que yo. Y empezamos a reírnos de la situación.

Pero no te lo pierdas, mi hijo Diego (tiene casi 10 años), me dice que la señora le dio en la mano cuándo quiso tocar la falda de uno de los vestidos que se probaba Chloé... En fin. Sin más comentarios.


MI SALVACIÓN :P


Los corsos somos como los maños, muy cabezones y yo no me doy fácilmente por vencida.

Llego a casa, enciendo el ordenador y empiezo a buscar online el modelo del vestido a ver si por casualidad una de las tiendas online lo tenía en existencias.

Y ¡tachán! encontré Sueños de Hadas.


tienda-online-ropa-infantil-ceremonia


Indicaba en la ficha de producto que quedaban pocas unidades y que se podía contactar por Whatsapp. ¡Yuhu! Mensaje que salió en menos de 5 minutos preguntando por el stock...

Me contestó en seguida que le quedaban dos unidades, ¡genial!, pero que la corona ya no tenía.

Le pregunté si me podía recomendar otra, y que haría el pedido mañana sin problema.
Me contesta: ¡claro! mañana te mando fotos con coronas para ver cómo quedan con el vestido y eliges.

Y así fue la cosa.

Ayer me mandó varias fotos con coronas, zapatos, etc. y le pedí si, por favor, me podía hacer una foto del vestido completo.

Lo puso en un maniquí y me mandó una foto por delante, otra por detrás, otra de detalle del encaje, otra del cuello... ¡Superbien!
Y pensé "esta mujer si que saber vender joder".

vestido-arras-amaya-2018


Me subió la corona en la tienda online (no la tenía publicada pero la tenía en la tienda física)

Le comenté que me había parecido muy amable, charlamos un rato y realicé el pedido.

Y la verdad, es que da gusto encontrar gente así. Gente que te ponen las cosas fáciles y tienen ganas de vender...


¿Qué te ha parecido mi historia?

¿Te parezco exagerada?

¿Te has encontrado ya en una situación similar?

Cuéntamelo en comentarios. ;)



https://fdefifidecocraft.ip-zone.com/ccm/subscribe/index/form/vbs3ppaflc

4 comentarios:

  1. Como ya te dije me alegro que al final todo haya salido genial, y gente buena y con ganas hay en todas partes, sólo que están escondidas, jejeje.
    A mí me entrarían ganas de llegarme a esas tiendas una vez tuviera el vestido y demás complementos y llevarlos y decirles: "muchas gracias por nada, perdisteis una gran venta!"
    Jejeje, asi como Julia Roberts en Pretty Woman, jajajajajaja .
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me casé el año pasado, y me siento 100% identificada, mi sobrina era la única damita y me enamoré de un vestido de una marca española , después de contactar a la marca y me diera sus proveedores contacté con varios y nada agotado, una me dice que me pase y probamos otros vestidos y eso hicimos y nada, yo quería el que vi! ¿y que me dicen? que tengo que abonarlo entero unos 160€ me lo quede o no para que lo traigan porque ellos no se arriesgan a que no me lo quede y tenerlo en stock, en stock no se pero en shock me dejaron y me fui. Gracias a Instagram encontré un atelier de niños en Madrid y por apenas 40€ más tuvimos vestido y tocado, a medida, a mano, con telas y encajes elegidos por nosotras y la niña sintiéndose protagonista con sus 3 pruebas. Y después de esa experiencia se que hay gente que trabaja con precios justos y con muy buenas formas, sin presiones ni imposiciones. De vestidos de novias si quieres hablamos otro día jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado leer tu experiencia y siento que te hicieran sentir así. A mí si me pasara algo parecido, acabaría de los nervios y no sé si sería tan paciente como tú, la verdad. Estoy mirando un vestido de "ceremonia" para mi peque de 5 años también, y creo que voy a consultar la web que nos indicas "Sueño de Hadas". Busco algo muy concreto que sólo encuentro por internet, pero me está costando decidirme por el tema de que no se lo puedo probar. Y el precio también me limita un poco, si te soy sincera... pero eso es otra cuestión... En fin, veremos si voy a alguna tienda y mi experiencia es positiva. Gracias por ser tan sincera y clara con tus historias. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Jooo de verdad...estoy ahora mismo dividida. Por un lado con tu modo de explicarlo y tu humor no he podido evitar reírme y pensar bueno..mejor tomárselo así como anécdota que nervios ya pasamos bastantes cada día, vamos a dejarlos solo para cosas graves.
    Por otro lado la indignación ha podido conmigo, me fastidia muchooooo, ver gente con un negocio, con un medio para vivir con cierta seguridad y que tienen tan poquitas ganas de currarselo y de atender al cliente, que no puedes sino pensar pero como no se os hunde el negocio, a ver si despertáis!!!!!!
    En fin...una pena la experiencia, pero me alegra que con un final tan positivo, con alguién con realmente ganas de presentar su producto y mimar al cliente.
    Lo peor que le veo es lo generalizado que es muchas veces esta forma de comportarse, no solo en ropa para niños sino en muchas otras áreas.
    Como bien dices ir con milongas a los clientes...miauuuu.
    Besote y disfrutar mucho del bautizo con la familia!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...